Tácticas de persuasión que podrían encajar en su estrategia de marketing

Mercadeo

 

Tácticas de persuasión que podrían encajar en su estrategia de marketing

Septiembre 19, 2016 por Edwin Augusto Pérez

 

Desde hace más de 14 meses se presentó Donald Trump como aspirante a la Casa Blanca. Un polémico personaje que ha dado mucho de qué hablar en poco tiempo. En esta oportunidad nos concentraremos en detallar algunas de las tácticas de persuasión empleadas por el candidato presidencial que podrían funcionar en su estrategia de marketing.

Septiembre 26 2016

Por: CASTLEberry Media, productora de contenido de negocios.

 

Pese a que los actuales estudios de opinión pública señalan un evidente declive en su carrera hacia la presidencia de los Estados Unidos, no podemos dejar de destacar la fuerza con la que comenzó su incursión en la política. Trump alcanzó la nominación del partido republicano con el voto de 1725 delegados a favor. 488 votos más del mínimo requerido.

 

Según cifras de Real Clear Politics, el neoyorquino ha cosechado hasta el momento más de 10,6 millones de votos y se espera que rompa el record de 10,8 millones alcanzado por George W. Bush en el año 2000. No conforme con esto, pese a sus ásperas declaraciones radicales sobre México, Trump obtuvo 44% del voto hispano en Nevada.

Ahora bien, ¿cómo es que Donald Trump, considerado un inexperto en la política, ha logrado tantos aciertos en el mundo político? Es simple. Trump es un “maestro de la persuasión” como lo afirman diversos especialistas. Conozcamos más en detalle cuáles han sido esos secretos persuasivos implementados por el magnate que podrían ser aplicables al mundo del marketing.

 

Usa un lenguaje sencillo y repetitivo

 

Si algo sabe hacer muy bien Trump es comunicar sus ideas en un lenguaje de fácil entendimiento para cualquier persona. Algunos estudios señalan que el lenguaje de Trump es entendible hasta para una persona con un nivel educativo de tercero o cuarto de primaria. Mientras que, por ejemplo, se requiere mínimo un nivel educativo de octavo grado para entender el discurso de Hillary Clinton.

 

El mensaje del candidato estadounidense no solo es comprensible sino reiterativo. Un claro ejemplo de esto, es una de las respuestas en la rueda de prensa del pasado 19 de julio en donde el candidato empleó la palabra “win” (“ganar” en inglés) 12 veces en tan solo 18 segundos.

 

La sencillez del lenguaje de Trump apuesta por usar oraciones cortas con vocabulario simple y sonante. Esto le otorga al discurso la cualidad de ser fácil de recordar. Esta táctica es fácilmente aplicable al momento de diseñar un mensaje publicitario.

 

Transmite emoción en su mensaje

Todos conocemos el valor de transmitir un mensaje que emocione. El Neuromarketing ha demostrado que los seres humanos somos 96% emocionales y apenas 4% racionales. Esto quiere decir que mayormente compramos motivados por decisiones sentimentales. El escritor Dilbert Scott Adams expresó acerca de Trump: “Trump sabe psicología. Sabe que los hechos no importan. Sabe que la gente es irracional. Sabe que la gente vota por emoción”.

 

Constantemente, el discurso de Trump está cargado de emociones fuertes. Según el mismo Adams, la fórmula de Trump es miedo + enfado. “Mientras que el miedo lleva a la gente a querer sentirse protegida, el enfado le lleva a querer culpar y castigar a quien perciba como responsable de la ofensa. El miedo es lo que mueve a los votantes de Trump”, explicó.

 

En ese sentido, una campaña de marketing que no genere emociones está condenada al olvido. Por esa razón cada vez son más los creativos que apelan a enfocar el mensaje en la trasmisión de emociones y sentimientos como confianza, seguridad y placer.

 

Utiliza el discurso testimonial y la figura de autoridad

 

Tanto en política como en publicidad a la gente le interesa saber qué piensan los demás acerca de usted o de la marca que representa. El político estadounidense ha sabido aprovechar muy bien este principio. Frecuentemente, Trump expresa comentarios como: “Todas las encuestas señalan que gané el debate”, y le da mayor valor cuando dichas afirmaciones son pronunciadas por figuras de autoridad, por ejemplo: “Muchos abogados constitucionales tienen duda de que Ted (uno de sus contrincantes republicanos) pueda ser presidente por no haber nacido en Estados Unidos”. El propósito de apelar a expresiones como estas es conseguir que el discurso sea sustentado por otros que le otorguen confiabilidad y veracidad.

De la misma forma en que Trump asegura que sus “amigos musulmanes” lo llaman para “darle las gracias” o decirle que “tiene la razón”, una marca puede hablar del respeto o admiración que tienen los clientes por su negocio con expresiones como: “En tan solo un mes obtuvimos 10.000 nuevos suscriptores” o “a nuestros clientes les ha encantado este producto”. También, la marca puede solicitar a figuras de autoridad expresar a través de los medios de comunicación opiniones positivas acerca de sus servicios. Otra opción, es mostrar en las oficinas, sucursales o en la página web los reconocimientos y premios obtenidos por el negocio.

Esta táctica es exitosa porque descansa en el principio de la comunicación que expresa que nuestras decisiones están influenciadas por lo que opinan los demás. Es decir, un cliente puede tomar la decisión de comprar un producto cuando considera que es respaldado por personajes influyentes

 

Usa personalmente sus Redes Sociales

 

Un último detalle para tomar en cuenta es que Trump maneja sus propias cuentas en las redes sociales. Trump asegura que nadie podría manejar sus cuentas y responder a sus seguidores de la forma en que él lo hace. Un error cometido a menudo en estrategias de marketing es contratar a personas sin experiencia como “Communnity Manager”. Los encargados deben conocer bien la marca, sus valores y objetivos, para que la conversación digital diaria sea un reflejo coherente de la personalidad que la campaña quiere transmitir.

 

Finalmente, vale la pena resaltar que nuestra posición no es la de avalar al candidato presidencial. Al contrario, muchas de estas tácticas manejadas en el mundo de la política pueden carecer de ética. Sin embargo, si logramos llevarla al plano del marketing con ética profesional y buscando siempre agregarle valor al cliente, se convierten en técnicas aplicables para generar estrategias más efectivas.

La importancia de saber comunicar

Foromarketing.com

Noticias de marketing. Comunicación 

 

La importancia de saber comunicar

Septiembre 15 2016

  • La comunicación empresarial es uno de los principales retos de las compañías.
  • La estrategia de comunicación debe ir de la mano de la filosofía de la empresa.

 

La comunicación ha ido adquiriendo un papel cada vez más relevante en nuestro día a día. Vivimos en un mundo en el que todo lo que nos rodea comunica. Cada respuesta, cada facción de nuestra cara, cada acción que llevamos a cabo está comunicando. Además la forma en que nos comunicamos con los demás también está cambiando radicalmente. Y para las empresas no es, en absoluto, diferente.

 

La comunicación corporativa es el conjunto de acciones de comunicación que lleva a cabo una empresa para relacionarse con los diferentes agentes que la rodean. Estos agentes pueden ser internos o externos, es decir, desde los propios trabajadores, pasando por los proveedores o accionistas y llegando hasta los medios de comunicación. Por ello, comunicar de una manera correcta y eficiente se ha convertido en un paso fundamental que no todas las empresas han sabido realizar.

 

Integrar una estrategia de comunicación corporativa en la empresa debe mantenerse como uno de los primeros y principales objetivos para la correcta consecución de los resultados. Dicha estrategia de comunicación debe estar alineada con los valores de la compañía, de manera que sea posible su total integración e implantación en todos los niveles de la misma. Asimismo es clave que cuente con el total apoyo de la alta dirección.

Es aquí cuando entra en el terreno de juego la figura del Dircom, o Director de Comunicación, cuya principal tarea será llevar a cabo esta integración. Para ello su posición en el organigrama empresarial debe depender directamente del CEO de la compañía. Gracias a la correcta implantación de esta estrategia podremos posicionar y transmitir los valores y la imagen de nuestra empresa en el mercado de una manera más competitiva.

 

Ante la frecuente pregunta que muchos se hacen, ¿La comunicación es la clave del éxito?

No, la comunicación no es la clave del éxito, pero sin duda contribuye a conseguirlo. Saber comunicar nuestra filosofía, nuestros productos o servicios, o saber manejar una situación de crisis a nivel comunicativo, es muy importante para posicionarnos en la mente del consumidor de una manera que no pueda olvidar. Si conseguimos estar en el top of mind del mismo habremos conseguido dar uno de los pasos más importantes y difíciles a los que se enfrentan hoy en día todas y cada una de las empresas, desde las grandes multinacionales hasta los pequeños negocios.

 

Por ello podemos decir que la comunicación afecta a nuestra imagen, y nuestra imagen afecta directamente a los resultados. Una mala imagen, o un hecho delicado comunicado de una manera incorrecta puede arruinar por completo la imagen de marca que tanto tiempo nos ha costado posicionar. Por esto, la comunicación empresarial debe ser un reflejo de las estrategias llevadas a cabo por la compañía.

Esto se puede traducir perfectamente a nuestra marca personal. Todo en nosotros comunica, nuestra expresión facial, nuestros gestos o nuestra forma de vestir dicen mucho más de lo que muchas veces creemos. Está comprobado que la primera imagen que otra persona tiene de ti, determinará al 75% la opinión que esa persona forme. Y en un mundo tan competitivo, es necesario saber aportar un valor diferencial que logre atraer la atención hacia nuestra marca, tanto a nivel de empresa como a nivel personal.

 

Por todo esto, comunicar se ha convertido en uno de los grandes retos empresariales.

Articulo Las 4 Ps del marketing ya son cosa del pasado, es hora de dar la bienvenida a las 4 Ms

www.marketingdirecto.com Marketing

Las 4 Ps del marketing ya son cosa del pasado, es hora de dar la bienvenida a las 4 Ms

Septiembre 01 2016 01

Hace 56 años, E. Jerome McCarthy acuñaba las famosas cuatro Ps del marketing: product, price, place y promotion.

Sin embargo, desde entonces han cambiado las cosas y aunque el precio y el producto siguen siendo dos principios básicos, el lugar y la promoción han evolucionado. Es por ello que, en los tiempos que corren, toda estrategia de marketing debería tener en cuenta 4 nuevos conceptos: mercancía, mercado, medios y mensaje.

 

  1. Mercancía

El concepto de marketing a lo largo de su historia ha ido cambiando, ampliando sus horizontes e incluyendo muchos más conceptos más allá del producto y abarcando servicios, ideas, organizaciones, etc. Por lo tanto, en vez del producto, la mejor manera de describir la identidad a la que uno se dirige es mercancía, que incluye casi todo. Así, el primer paso de cualquier estrategia pasa por identificar esta mercancía, desde su nombre, su precio, su tamaño hasta su posicionamiento en la mente de los consumidores.

 

  1. Mercado

 

Aunque este es un paso que muchos marketeros pasan por alto con frecuencia, es uno de los más importantes. Y es que, para poder lograr el éxito a largo plazo es necesario centrarse en un solo frente, en un mercado específico del cual es necesario conocer todos y cada uno de sus detalles. Escoja su nicho de mercado y aproveche las oportunidades que ofrece.

 

  1. Medios

Escoger una buena estrategia de medios es clave a la hora de determinar el éxito de un producto. Intentar abarcar una amplia variedad de medios no es siempre la mejor opción por lo que es necesario explorar las ventajas y desventajas de cada uno según sus objetivos para sacar el máximo beneficio. Dependiendo del producto, será un medio u otro el que mejor se adecúe a las necesidades. Así, mientras la televisión es efectiva para aquellas marcas que se dirigen a un mercado de masas, optarán por los medios impresos las marcas de lujo. Por su parte, la radio es la opción para aquellas compañías con un fuerte mensaje verbal e internet el medio para las marcas que transmitan nuevos valores.

 

  1. Mensaje

Es el último paso en el mix de marketing y la manera de comunicar correctamente es expresar una sola idea a través de un medio concreto y dirigida a un mercado de nicho, algo que pocas veces ocurre pero que es básico para sacar el máximo partido a las estrategias.